viernes, 22 de abril de 2011

Reflexión de Semana Santa


En un mundo que corre al más rancio ateísmo, prodigado por supuestos avances en el conocimiento; fíjate que fue un agnóstico como Sigmund Freud que disparando la Psicología puso en marcha un instrumento ideal para potenciar el ego de las personas y dejar a las creencias como meras supersticiones ; ante eso la consabida evolución teórica han alejado a millones de conocer a Jesucristo; y te cuento algo; en la biblia relata que Dios creo el mundo, los animales y toda vida y la ciencia hasta hace pocos años tenia un debate sin resolución: era que fue primero ¿el huevo o la gallina? bueno parece que finalmente terminaron coincidiendo con la Biblia porque comprobaron que por la composición del huevo, primero fue la gallina, lógico lo que no explican es de donde salió la gallina, porque esto fue obra de Dios.

*Sigmund Freud (m.1939): Aunque técnicamente se consideraba agnóstico, también percibía al Dios providencial como una "proyección de Edipo" de la debilidad humana que busca la figura del padre protector y amenazante.

Quiso establecer sus teorías a espaldas de Dios y, lamentablemente, este prejuicio ha tenido una gran influencia en las ciencias sociales desde el siglo XX .

(*datos http://www.corazones.org/apologetica/practicas/ateismo.htm