domingo, 22 de mayo de 2011

Como tratamos a nuestro projimo

Tal parece que, después de la época de los apóstoles, las enseñanzas de la Cristiandad se han enfocado en el atrayente concepto de alguien que nos ama, nos perdona, nos consuela y nos acepta.Pero son pocos los que han explicado que Jesús requiere que sus seguidores OBEDEZCAN Los mandamientos del Padre, tanto para su propio bien, como para el beneficio de todas las personas que tratamos cotidianamente. (1 Juan 5.3) (Mateo 7:13.14)