lunes, 11 de junio de 2012

Narrativa "Terapia del reencuentro" por el consejero familiar Néstor O Salgado

Terapia del reencuentro

Una vez más le volvió a suceder y se sintió frustrado; su formación profesional le demandaba esforzarse por entender la mentalidad humana; las reacciones de la gente; estaba capacitado para ser un consejero eficiente, tenia una amplia experiencia en personas con un perfil psicológico parecido; pero la situación lo estaba superando; Angélica era un enigma, había tratado de varias maneras y con técnica diversas conocer un poco más de su problemática; por momentos daba la impresión de haber evoluciona-do, se notaban algunos cambios en la joven que ameritaba alguna esperanza, pero a los pocos días y ante una nueva consulta, retornaban los miedos, las ambivalencias y eso lo hacia sentir impotente.
La última consulta lo intranquilizo bastante...tomo la guía telefónica y se quedo mirándola en silencio; en el Instituto donde se formo profesionalmente les habían recomendado, en casos difíciles realizar interconsultas con otros profesionales y derivar de serlo necesario a su consultante; pero siempre es difícil reconocer nuestras limitaciones, nuestro “ego” debe ser adiestrado pensando en el bienestar del otro, eso lo entendía y al ejercer esta tarea lo había asumido; pero esta vez seria la exección de la regla; seria el que asumiría plenamente esa responsabilidad; tomo el auricular del teléfono interno y le invito a pasar...el paso resuelto al ingresar a la consultoría de Angélica lo intuyó positivo, al menos su animo estaba bien, la invito a sentar y mirándola a los ojos le dijo en forma pausada pero firme, que había encontrado la mejor manera de ayudarla y era una forma primitiva, pero eficaz.
Recuperar su pasión por la vida, volver a creer en sus capacidades y sobre todas las cosas mantener su carisma de mujer difícil; ella lo miro en silencio, la mirada de esa angelical muchacha lo turbo, pero reacciono con simpatía, tomo una hoja de su agenda y se la extendió a la joven invitándola a describir sus emociones; sabia que la escritura permite a las personas un auto-conocimiento; mientras relatamos sobre nuestras sensaciones, lo que percibimos como realidad vamos indagando-nos y sin lugar a dudas este seria un paso positivo para la joven; ella sonrió y comenzó a relatar, se tomo su tiempo, encendió un cigarrillo, recorrió con su mirada el estudio y pensó cada palabra; al finalizar el relato me los extendió cariñosamente y me dijo…Alberto, allí relate como me permitió encontrarle un sentido positivo a mi existencia; hace un tiempo escribí una frase que hoy más que nunca quiero dedicársela porque así lo considero-Los verdaderos lideres son aquellas personas que tienen metas claras; las ideas que pueden ser útiles, la humildad y la apertura mental que les permitirá modificarlas si fuera necesario, para alcanzar lo que desean-Usted asumió plenamente el desafío y me dio una nueva oportunidad…